8 de diciembre de 2017

Reseña: El día que dejó de nevar en Alaska de Alice Kellen


Título: El día que dejó de nevar en Alaska | Autor: Alice Kellen | Editorial: Titania Precio: 16.00 | Páginas: 348 | Serie: Autoconclusivo
 ★★★ 

Un chico con el corazón de hielo.
Una chica que huye de sí misma.
Dos destinos que se cruzan.
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.
Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad.
La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.

En cuanto anunciaron un nuevo libro de Alice Kellen, yo tenía que leerlo sí o sí, es una autora que sus libros hasta ahora me han gustado muchísimo y El día que dejó de nevar en Alaska es mi favorito. Ha sido un libro que he disfrutado muchísimo, es un libro New adult que como sabéis es de mis géneros favorito y ha sido una auténtica delicia. 

Heather es una chica con problemas que huye de su casa y se muda a un pueblo de Alaska donde decide pasar ahí una temporada. Es un pueblo con muy pocos habitantes. El primer día conoce a Jon, su vecino, es un hombre de mediana edad, a primera vista algo arisco pero que acabará siendo un pilar importante en la vida de Heather. Él le recomienda buscar un trabajo en un bar del pueblo. Allí conoce a Nilak y a Seth, los dueños del negocio. Mientras que Seth es una persona amable, simpática, Nilak es una persona sombría, seria y triste. Seth está prometido con una chica de la que Heather se hará muy amiga. 

Los personajes que ha creado la autora en este libro me han enamorado por completo. Jon al principio parece un hombre rudo, arisco y desagradable pero que esconde un gran corazón, se va a convertir en un padre para Heather. A Seth y Nilak me los imagino como el día y la noche, mientras que Seth es el sol, la luz, el calor, Nilak es la noche, la oscuridad, el frío. Es una persona muy callada, seria, misteriosa, a veces bastante desagradable pero que se portará muy bien con Heather. Heather también es del estilo de Nilak, ambos tienen mucho dolor dentro, un pasado muy turbio que quieren superar y olvidar pero que siempre es una constante en sus vidas. Y el personajillo que me ha conquistado por completo ha sido Caos, un husky que será el gran responsable de la recuperación de Heather y la gran evolución que tiene este personaje a lo largo del libro. 


Esta historia no es solo la de Heather sino también la historia de Nilak. Como he dicho antes ambos tienen muchos secretos que iremos descubriendo a lo largo del libro. Está narrado en primera persona desde el punto de vista de Heather lo que nos hace más fácil conocerla e ir descubriendo su pasado. Pero Nilak es un personaje más complicado y nuestra protagonista tiene que ir haciendo malabares para conocerle mejor ya que es una persona que está muy encerrada en sí misma. Alterna capítulos en forma de diario de un personaje que no conocemos y que nos cuenta su historia y al final se revela y se entiende la importancia que tiene en la historia. 

La trama del libro, en general, son las relaciones que se van creando entre los personajes, la evolución de cada uno de ellos. Es una historia preciosa, una historia de superación, de aceptarse y quererse a uno mismo y de luchar por lo que uno quiere porque no hay nada imposible. Me ha conquistado por completo este libro, ha sido precioso, dulce y muy doloroso. La historia de Nilak me ha impactado mucho, me ha dolido muchísimo cuando descubrimos todo y he amado a ese chico misterioso y serio. Pero lo que más he adorado del libro ha sido a Heather, su gran evolución, su historia me generaba impotencia porque desgraciadamente es algo que pasa bastante en la realidad, y la forma en la que se desprecia a sí misma y se cree tan inútil pero ese pequeño pueblo y su gente le demuestran lo grande que es. 

El día que dejó de nevar en Alaska es un libro con una historia preciosa, dulce, una historia de superación, de amor, amor por la familia, amor por tu pareja y sobre todo, amor por uno mismo. Me ha encantado de principio a fin y si os gustan este tipo de historias tenéis que leerlo, no podéis dejar pasar este libro. 

3 comentarios:

  1. Me gustaría bastante leerlo porque todos habláis maravillas de él pero por el momento no creo que lo haga. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, bonita! ^^
    Me enamoré de esta portada y lleva picándome la curiosidad por la historia desde que descubrí el libro. Además, es autoconclusivo. Y aunque yo soy más de sagas, siempre viene ver una historia que concluya para poder desconectar de las series de novelas interminables. Jajajaja.

    ¡¡Un abrazacoooo!! :D

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues es un libro que me llama mucho la atención y espero leer.

    Un beso

    ResponderEliminar

COPYRIGHT © 2017 | THEME BY RUMAH ES